Para que una empresa obtenga un alto rendimiento y la mayor productividad debe contar con las mejores máquinas, y estas, a su vez, requieren los mejores componentes. En esta entrada os presentaremos los encoders rotativos LIKA, perfectos para múltiples aplicaciones industriales.

Los encoders son dispositivos electromecánicos diseñados específicamente para traducir el movimiento de un eje giratorio, es decir, un movimiento mecánico giratorio como el de un motor o un eje, en señales eléctricas analógicas/digitales o en un código digital. Comúnmente se habla de encoders Absolutos, Incrementales o Absolutos con bus de comunicación.

Utilizando el equipo electrónico apropiado, este tipo de codificadores puede proporcionar información sobre el desplazamiento, la posición, la dirección, la velocidad y la aceleración de los procesos de automatización industrial.

Es importante mencionar también la existencia de encoders programables por el propio usuario. Las ventajas de estos encoders son que el usuario puede dotarlos de una gran flexibilidad de instalación y que se facilita la estandarización a la hora de comprar o estocar material.

LIKA adapta sus encoders rotativos para múltiples industrias

Se pueden encontrar encoders rotativos en la más amplia variedad de sectores industriales, dondequiera que se instale un motor o se genere un movimiento, como en automoción, madera, papel, acero, industria aeroespacial y química, robótica, ascensores y grúas, máquinas de pintura, embalaje maquinaria, ingeniería mecánica, logística y transportadores, entre otros. Y cada aplicación necesita su propia solución que debe ser especialmente adecuada para objetivos específicos.

Las industrias automotrices, aeroespaciales y de envasado necesitan encoders rotativos con una gran flexibilidad, alta velocidad de procesamiento y transmisiones de señales absolutamente seguras y confiables; mientras que en entornos hostiles afectados por el aceite, la suciedad, el polvo, la humedad y las fuertes fluctuaciones de temperatura se requieren encoders resistentes y de alta protección.

Por otro lado, las industrias de la madera, el papel y el acero, así como el sector de la logística, demandan codificadores robustos capaces de soportar altas cargas mecánicas y niveles extremos de choque y vibración. Además, el uso en áreas peligrosas, tales como máquinas de pintura, plantas químicas, refinerías y laboratorios de petróleo, plataformas marinas y plantas de fertilizantes, se impone la instalación de equipos certificados ATEX.

Sea cual sea la industria a la que pertenezcas, contacta con nosotros y te recomendaremos los encoders rotativos de LIKA que mejor se adapten a tus procesos de automatización industrial.